OVD - Varios
19/11/2020

Una mujer mayor de 60 años es víctima de femicidio en la Argentina cada 12 días

La vicepresidenta de la Corte Suprema habló en un seminario latinoamericano sobre la vulnerabilidad de las mujeres de la tercera edad

   
   
Imprimir
Imagen que acompaña nota

La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, a cargo de las oficinas de la Mujer (OM) y de Violencia Doméstica (OVD), participó, el lunes 16 de noviembre, de un panel sobre violencia y acceso a justicia y reveló que, cada doce días, una mujer mayor de 60 años es víctima de femicidio en nuestro país.

Highton habló en el quinto y último encuentro del seminario Mujeres mayores de América. Pasado, presente y porvenir de sus derechos, que comenzó el 12 de octubre y cuya finalidad es generar un espacio de intercambio, entre diversos países, sobre los derechos y las libertades en la vejez desde la experiencia de las mujeres mayores de América Latina.

El evento fue organizado por el Instituto Ambrosio L. Gioja de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y la Alianza Global por los Derechos de las Personas Mayores (GAROP), y participaron expertas de más de diez países de la región.

 

Violencia y acceso a justicia

Highton explicó la política de género y acceso a justicia que lleva adelante el máximo tribunal, desde hace más de doce años, a través de acciones puntuales para que el Estado argentino pueda intervenir en la problemática de la violencia de género. “Se trata de políticas de Estado del Poder Judicial que se desarrollan a través de tres dependencias: la Comisión Nacional de Acceso a Justicia, la Oficina de la Mujer y la Oficina de Violencia Doméstica”, dijo.

La ministra explicó el funcionamiento de la Oficina de Violencia Doméstica, creada por el tribunal en 2008, que se constituyó en una puerta directa de acceso a justicia para casos de violencia familiar. El modelo fue replicado por cinco provincias de nuestro país.

La modalidad de atención diseñada por la Corte y los datos recogidos durante este tiempo constituyen una fuente inagotable de información para comprender las características de los hechos de violencia y, fundamentalmente, para el diseño de políticas públicas reales y concretas que pongan fin a la violencia contra las mujeres.

Datos sobre violencia doméstica en adultas mayores

Highton presentó un video con datos de violencia en mujeres adultas mayores que reveló que, entre 2017 y 2019, la Oficina de Violencia Doméstica recibió a 45.971 personas afectadas por estos hechos. La mayoría de las denuncias fueron realizadas por mujeres. El 4 % (2008) correspondió a mujeres adultas mayores.

En los casos de mujeres adultas mayores afectadas por hechos de violencia doméstica, la mayoría de las denuncias recayó sobre hijos o hijas de la persona afectada (48 %), parejas (27 %), otras personas que no son familiares (13 %), familiares hasta 4.° grado de parentesco (8 %) y hermanos y hermanas (4 %).

El 74 % de las personas denunciadas son varones y el 26 % mujeres, mientras que el 57 % de las mujeres mayores afectadas cohabita con sus agresores.

El 58 % sufre violencia diaria o semanalmente; 22 %, esporádicamente; 11 %, quincenal o mensualmente, entre otros. En el 6 % de los casos la denuncia correspondió al primer episodio de violencia (ver video).

 

Informe sobre femicidios de adultas mayores

Los datos brindados por la ministra corresponden al “Informe especial de mujeres adultas mayores víctimas de femicidio entre 2017 y 2019”, del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (RNFJA), elaborado por la Oficina de la Mujer con el aporte de todas las jurisdicciones del país.

Al focalizar en esta franja etaria, esa investigación pretende visibilizar las particularidades de un grupo especialmente vulnerable a las distintas modalidades de la violencia de género y que tiene mayores dificultades para acceder a la Justicia. Entre los factores de vulnerabilidad que afectan especialmente a las mujeres adultas mayores ante la violencia de género, el trabajo menciona la dependencia económica, el deterioro psicofísico, el mayor aislamiento y la soledad, la falta de apoyos y redes sociales, la invisibilidad y falta de detección y las menores posibilidades de acceso a los servicios de justicia, entre otros.

 

Femicidios entre 2017 y 2019

En el período analizado, el registro informó que 94 mujeres cis adultas mayores fueron víctimas de femicidio, tanto directo como vinculado. Este dato implica que se cometió el femicidio de una mujer cis de 60 años o más cada 11,6 días.

El documento, elaborado por la OM, reveló que el 81 % de los femicidios de mujeres adultas mayores ocurrieron en la propia vivienda de la víctima. Además, en al menos el 50 % de los casos donde había vínculo previo, los sujetos activos convivían con las víctimas directas de femicidio.

4 de cada 10 femicidios directos fueron cometidos por las parejas o exparejas de las víctimas y casi 2 de cada 10, por los hijos de las víctimas.

El 66 % de las víctimas directas de femicidio de adultas mayores tenía entre 60 y 74 años, mientras que el 34 % tenía entre 75 y 89 años. Sin embargo, si se tiene en cuenta el tamaño de la población femenina de esos rangos etarios, la tasa de víctimas directas de femicidio en todo el país para mujeres de entre 60 y 74 años es de 0,7 cada 100.000 mujeres, mientras que, para las mujeres de 75 a 89 años, es de 0,8 femicidios directos cada 100.000 mujeres (Las tasas fueron calculadas utilizando las proyecciones de población femenina del INDEC para el año 2019).  

Para cometer los femicidios directos de víctimas adultas mayores se utilizó, en el 24 % de los casos, la fuerza física, en otro 24 %, un arma blanca, en el 19 %, un arma de fuego y en el 8 %, fuego u otros medios combustibles. Por su parte, en el 23 % se utilizó otro medio (en el 2 % restante no se obtuvieron datos sobre el medio empleado). (ver video presentado)

Finalmente, Highton reconoció que “si bien hay mucho por trabajar, el mensaje es muy claro: la violencia es inadmisible, no hay excusas para la violencia de género”.